Es común que compremos artículos repetidos: latería, comestibles, detergentes, revisamos la nueva compra y parece una réplica de la anterior. Vamos creando patrones al comprar y dependiendo de nuestra relación con el dinero podemos desbordarnos en el momento de realizar las compras del supermercado.

 

¿Cómo así? …. Entendemos que “comprar en el supermercado” no es algo negativo, no es una tienda, no es amazon, es una “necesidad” y en momentos inciertos se puede convertir en una válvula de escape emocional.

Julia me confesó que observó a alguien comprando una lata de Nutella y que a los pocos minutos su carrito mágicamente tenía una a bordo. De la misma forma René me indicó que no podía ver su despensa/nevera vacía y que se dedica a reabastecer continuamente (aunque cuente con productos sustitutos) porque en su niñez tuvo mucha escasez.

Si sumamos a que muchas personas están comprando en “automático” y el alza de los productos de la canasta básica. Este acto tan necesario de abastecer nuestros alimentos  puede convertirse en tu peor amenaza financiera.

En mi Guía Avanza una de las divisiones más prácticas consiste en una lista del super distinta :

¿Qué Tengo ?¿Qué Puedo Preparar con esto?¿ Qué debo comprar/ Qué me hace falta ?
   
   
   

 

El 90% de nuestros problemas financieros se resuelven si prestamos más atención a este renglón.¿ Estás de acuerdo?.

Presta atención al mismo. Te exhorto a que esta semana :

  1. Prepares una Lista consciente.
  2. Limites a una vez por semana tu visita al supermercado.
  3. Prepares un menú.
  4. Evites ir a tiendas / hipermercados donde puedes salir con una funda de pan y también con un nuevo calzado.
  5. Dediques un fondo específico ( o sistema de sobres) para tus gastos de comida esta quincena.

 

Todos estos puntos funcionan, sólo necesitan de ti